Capnodis Tenebrionis. Un gran enemigo para el almendro, Gusano Cabezudo.

El Gusano Cabezudo o Capnodis Tenebrionis es una de las grandes plagas a controlar entre los agricultores del almendro.

 

Detección, daños y métodos de control

Introducción

El Gusano Cabezudo o Capnodis Tenebrionis se trata de una de las grandes plagas que en la actualidad afecta a los frutales de la familia Rosaceae y en particular al almendro, llegando a provocar la muerte de grandes zonas de árboles en las parcelas.

daños almendro

Daños provocados por gusano cabezudo en almendro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descripción de la plaga

Se trata de una especie de coleóptero del género Capnodis, el adulto es de color negro con una mancha en la cabeza de color gris o blanco y mide entre 1,5 y 2,5 cm de largo, los huevos son de color lechoso y blandos, miden aproximadamente 1,3mm, las larvas son las que dan el nombre vulgar debido a su abultado protórax, aunque no son gusanos. Son de color blanco y tienen las mandíbulas negras. Entre el estado de larva y adulto, posee un estado ninfal, en esta forma es cuando sufre todos los cambios.

Estado ninfal y larva del gusano cabezudo

Estado ninfal y larva del gusano cabezudo

Adulto de gusano cabezudo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ciclo biológico

El ciclo biológico lo completan cada dos años. Los adultos pasan el invierno en zonas protegidas como el matorral o en el tronco del árbol, mientras que las larvas de todos los tamaños pasan la época de frío en el cuello o raíces del árbol.

Con la entrada de la primavera, los adultos salen de sus refugios para alimentarse de yemas y los peciolos de las hojas del almendro. Es frecuente verlos en las horas de más calor de estos primeros días de primavera en la parte aérea del árbol, y cuando llega la tarde buscan refugio en los troncos del almendro.

Una vez que suben más las temperaturas (abril mayo) el individuo adulto se mueve por toda la parcela con gran facilidad, ya que puede realizar vuelos de unos 20 o 30 m.

Desde mediados de mayo los adultos han alcanzado su madurez sexual y se realizan las primeras puestas de huevos. Esto se produce cuando la temperatura media alcanza los 20ºC. y las puestas se realizan a unos 50 cm del cuello del árbol y entre 5 y 10 cm de profundidad, cada hembra pone unos 300 huevos. La incubación de los huevos varía entre 11 días a temperatura media de 27,5 ºC, a 25 días a la temperatura de 21ºC (Bonne-Maison, 1964).

Una vez eclosionado el huevo la larva neonata penetra rápidamente en el tronco o en las raíces para alimentarse, si no encuentra el medio nutritivo se produce una gran mortandad.

En estado larvario pueden estar hasta dos años, pero lo normal es que en los meses de julio y agosto comience su estado de ninfa y en agosto septiembre pasen a estado adulto.

Resumen ciclo biológico del Capnodis Tenebrionis L.

Resumen ciclo biológico del Capnodis Tenebrionis L.

 

 

 

 

 

 

 

Daños

Los síntomas que se manifiestan en el árbol son distintos dependiendo de la fase en la que se encuentren.

Los daños que realizan los individuos adultos, son por mordeduras, así podemos distinguir dos tipos. En hojas, destruyendo el peciolo y provocando una defoliación. Y en yemas, deformando el crecimiento del árbol, por este motivo se producen grandes daños en injertos, ya que el C. tenebrioides, elimina la yema implantada en el árbol y obliga a realizar otro injerto, con el retraso de un año en la plantación, con lo que eso conlleva económicamente.

Los principales daños están producidos por las larvas,  mientras permanecen en el sistema radicular del almendro van comiendo de las raíces y realizando galerías desplazándose hacia el cuello del árbol interrumpido el movimiento de savia y provocando un debilitamiento del árbol hasta alcanzar su muerte.

Daños ocasionados al almendro

Daños ocasionados al almendro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Métodos de control

Para controlar esta plaga tenemos en primer lugar que ponernos en manos de un buen técnico que nos guie en el manejo, ya que existen grandes dificultades para controlarla.

Existen técnicas culturales y preventivas para evitar excesivos daños en las plantaciones.

  • Para evitar una mayor propagación de las zonas afectadas, es importante eliminar los árboles afectados y quemarlos.
  • Se puede perjudicar el desarrollo de la plaga poniendo trabas en el ciclo biológico de esta, como por ejemplo incrementando el grado de humedad del suelo con riegos, o realizando pases de cultivador frecuentes en el momento de las puestas para romper el mayor número de huevos.
  • En plantaciones jóvenes se pueden colocar barreras en forma de protección, como por ejemplo una malla anti hierba alrededor del tronco con un radio de 50 o 60cm.

 

Tratamientos insecticidas.

  • En la actualidad, los tratamientos autorizados para el gusano cabezudo, son formulados que autoriza el Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Rural. Las principales materias activas que se autorizan puntualmente y en fases concretas del desarrollo son: Imidacloprid, Clorpirifos 25% y Tiaclorid 48%.
  • Tratamientos con organismos de control biológico, se trata de nematodos entomopatógenos de la especie Steinernema carpocapsae. Este tipo de tratamientos funciona bien en parcelas con riego, pero en secano se dificulta mucho su tratamiento, ya que hay que mantener húmedo el suelo durante un periodo de tiempo.

 

 

Conclusiones

Con este articulo pretendemos ayudar al agricultor en la identificación y control de esta plaga.

Los técnicos de Crisol y Arboreto son Ingenieros especializados en frutos secos, que poseen departamentos técnicos por todas las zonas de cultivo del almendro.

Ambass organizaciones están realizando un gran esfuerzo en estudios y ensayos para mejorar los tratamientos y en el control de esta enfermedad.

Si tiene algún problema con su explotación de almendro, no dude en ponerse en contacto con nosotros para encontrar la solución a su problema.

 

 

Autor: Manolo Urquiza – Técnico de Arboreto para la Zona de Granada.