Breves consejos para la plantación de almendros

Estamos en fechas próximas a las labores de plantación y el equipo técnico de Crisol y Arboreto nos proporciona una breve guía para que el trabajo resulte exitoso.

 

Consejos:

 

  • Se recomienda evitar la plantación mediante barrena, puesto que las paredes de los hoyos quedan demasiado endurecidas, dificultando la posterior penetración de las raíces.

 

Plantación mediante barrena

Plantación mediante barrena

 

  • Hay que colocar el plantón con el punto de injerto al descubierto, sin enterrar y orientado hacia el viento dominante.

 

  • El plantón tiene que presentar una altura superior a 1,30m, para que posteriormente el agricultor pueda realizar el corte de la cruz a la altura más adecuada a sus equipos de recolección (de 1 a 1,10m de altura, para poder utilizar el vibrador con paraguas invertido y mayor de 80cm en cualquier caso).
plantón de almendro

Plantón de almendro

 

  • Es importante que los plantones presenten yemas vegetativas vistas a lo largo del tronco, o brotes anticipados sin cortar (si estos hubieran sido cortados previamente en vivero, deberían quedar tocones con 2-3 yemas), con el objetivo de poder for­mar las ramas principales.

 

  • En suelos arcillosos, o con previsibles problemas de salinidad, es imprescindible la realización de caballones, con el objetivo de que las raíces puedan extenderse a través de un buen volumen de suelo sin presencia de sales y sin problemas de asfixia.

 

  • Antes de la plantación, con el objetivo de sanear y dejar preparado el plantón para la misma, es necesario realizar la poda de trasplante o de plantación, que consiste en cortar y eliminar las raíces rotas o dañadas, evitando podredumbres que puedan favorecer el desarrollo de enfermedades.
plantones de almendro

Hay que eliminar las raices rotas o dañadas

 

 

  • Una vez plantado, el plantón se cortará a una altura determina­da, dependiendo del sistema de recolección a utilizar.

Si el sistema de recolección, es mediante paraguas invertido con vibrador incorporado, la altura de corte adecuada es de 1 a 1,10 m. Es importante no realizar el corte antes de la plantación, puesto que después de plantar estos pueden quedar a diferente altura.

En el caso de que las ramas principales queden demasiado cerca del suelo debido a un corte de la cruz muy bajo, la pinza del vibrador puede provocar heridas en el tronco y en las ramas. La rama más baja no debe quedar por debajo de los 80 cm.

Durante esta primera poda, posterior a la plantación, es impor­tante realizar un repaso de los brotes anticipados, situados por encima de la zona prevista para el protector, rebajándolos a un tocón de entre 1 y 2 cm, con 2-3 yemas.

 

  • Durante la poda de plantación, no es el momento de elegir las ramas principales que definirán la futura estructura del árbol, puesto que los brotes del plantón son de reducido vigor y sus yemas no están bien posicionadas.

 

  • La colocación de protectores en los plantones es imprescindible para su protección durante el primer y el segundo año. Los protectores servirán para evitar daños causados por las aplicaciones de herbicidas y por los roedores. Se utilizarán protectores de una altura entre 40 y 50 cm. No obstante, se puede considerar la conveniencia de utilizar pro­tectores de mayor altura si se constata una elevada presencia de roedores en el lugar de la plantación.

Con el objetivo de evitar posibles problemas de humedad y de enfermedades en el tronco (Phythopthora sp.), será necesario extraer los protectores a principios del tercer año después de la plantación.

Los protectores pueden ser de plástico de diferentes colores.

 

  • La colocación de los tutores, es muy útil para favorecer la sujeción del árbol, evitando que éste sea derribado por el viento, y para ayudar a que su crecimiento sea recto. Es muy importante colocar los tutores el primer año, al inicio de la plantación.

En zonas de vientos moderados o fuertes, los tutores son imprescindibles en la etapa de crecimiento de los árboles. El denominado “efecto cabezón” de los árboles, causado por la presencia de una elevada altura de la cruz de los plantones y un fuerte crecimiento de la copa, puede favorecer la caída de muchos árboles provocada por el viento.

El grosor y tipo del tutor se determinará en función de la fuerza que presenten los vientos dominantes en la zona donde esté ubicada la plantación. En zonas con vientos fuertes, es reco­mendable utilizar como tutores, varillas de hierro de 10-12 mm de diámetro, si no es lisa se recubrirá con tubo de riego de plástico para evitar rozaduras con el plantón. No obstante, también existe la posibilidad de utilizar postes de ma­dera con un diámetro mínimo de 3-4 cm.

La altura de los tutores será de 1,5 m. Esta longitud es sufi­ciente para que una vez enterrados 40 cm en el suelo, queden 1,1 m libres. Para la colocación del tutor se elegirá el lado del viento domi­nante. De esta manera, ejercerá la suficiente fuerza para sujetar al árbol y no ceder por la fuerza del viento.

 

Los plantones de almendro, una vez plantados, deben quedar así:

 

Plantón de almendro resultado final

Resultado final plantón de almendro

 

Finca con en plena labor de plantación:

plantación de plantones de almendros

Proceso de plantación

plantación de plantones de almendros 1

Proceso de plantación

 

 

Para más información técnica o asesoramiento contacte con nuestros departamentos. (listado de centros)