C-LM da luz verde a la transformación de más de 1.000 hectáreas de regadío en la Sierra del Segura tras aprobar la DIA

El vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, ha informado de que este mismo martes el Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado la declaración de impacto ambiental positiva de los regadíos de los municipios albaceteños de Elche de la Sierra y Liétor que permitirá la transformación a regadío de 1.100 hectáreas de cultivos leñosos –olivar y almendro– y que afecta a unas 200 familias que viven de la agricultura en la zona.

El vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, ha informado de que este mismo martes el Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado la declaración de impacto ambiental positiva de los regadíos de los municipios albaceteños de Elche de la Sierra y Liétor que permitirá la transformación a regadío de 1.100 hectáreas de cultivos leñosos –olivar y almendro– y que afecta a unas 200 familias que viven de la agricultura en la zona.

Con esta solución, ha asegurado Guijarro, “se desbloquea un proyecto pendiente y solo faltaría la autorización de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) para la ejecución material de los pozos que permitirá destinar entre 800 y 1000 metros cúbicos por hectárea, cantidad suficiente” para garantizar las producciones a través de su conversión en regadío”.

El presupuesto previsto para esta actuación, ha dicho el vicepresidente primero antes del inicio del acto para constituir en Albacete el Subcomité Territorial de Participación de la ITI en esta provincia, está incluido también dentro del territorio ITI supera los 3 millones de euros.

PROYECTOS FRACKING

A preguntas de los medios de comunicación en relación a posibles proyecto de extracción de hidrocarburos que se estarían realizando en la Región de Murcia y que podrían afectar a acuíferos y masas de agua de la provincia de Albacete, el vicepresidente ha asegurado que “no tienen constancia” pero que estarán “vigilantes” para que se cumplan los requisitos medio ambientales.

Dicho esto, ha instado al gobierno de España a “tomar la decisión definitiva de desechar esta técnica para evitarían problemas” al igual que se ha hecho en Castilla-La Mancha, regulando de “manera clara las condiciones para su regulación”.

 

Fuente: lavanguardia.com