Detección precoz y conocimiento científico contra la “Xylella” para evitar una pandemia

La lucha contra la bacteria “Xylella” debe basarse en la detección precoz, ya que es fundamental tener herramientas de forma anticipada y sistemas de coordinación adecuados. El conocimiento científico será clave.

¿Cómo luchar contra una de las plagas más grave que conoce la agricultura, que ya afecta a varios países de la Unión Europea y, en España, a las Islas Baleares y a la provincia de Alicante?

La secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García, valoraba ayer en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Senadolos sistemas de prevención y lucha contra la bacteria, en respuesta a una pregunta sobre la expansión de la “Xylella” de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

En su opinión, detección precoz y conocimiento científico son bazas imprescindibles para intentar acorralar a la Xylella. Pero, ¿funcionan los protocolos desarrollados por la Unión Europea, El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) y las comunidades autónomas?

La secretaria de Estado precisó ayer que el Gobierno ha financiado el 50 % de los gastos de vigilancia, con más de 2 millones de euros desde 2015, y continúa colaborando con las comunidades autónomas, la Unión Europea (UE) y los Estados miembro para conseguir que la respuesta comunitaria sea más coordinada y más coherente con el conocimiento de la enfermedad.

En la conferencia de París de diciembre en la que participaron diez países, incluida España, coincidieron en la necesidad de avanzar en el conocimiento científico de la enfermedad y en los sistemas de vigilancia y lucha, explicaba García.

Recordó, en este sentido, que la Comisión Europea se comprometió a reforzar los fondos con 10 millones de euros y en el Consejo de Ministros del pasado mes de enero se incluyó una mención específica a las indemnizaciones para los agricultores.

En este punto, resaltó que un proyecto coordinado por el INIA, con fondos públicos y privados, trabaja para mejorar el conocimiento científico.

Cruzada “anti-Xylella” de CE, Mapama y CCAA

La UE puso en marcha la Decisión de Ejecución 2015/789 para evitar la introducción y expansión de la “Xylella”, con medidas fitosanitarias para la erradicación y el control para evitar que la bacteria se propague, que aplican las comunidades autónomas.

Por su parte, el Ministerio, en colaboración con expertos, diseñó en 2015 un plan nacional de contingencia basado en dos ejes: un sistema de vigilancia a través de un protocolo de prospección para detectarla y una programa de erradicación cuando se encuentre.

“Con este plan de acción de 2015 estábamos preparados y lo seguimos estando ahora” y, precisamente gracias a la vigilancia y a los protocolos vigentes, se han detectado los casos, primero en Baleares y posteriormente en la provincia de Alicante.

“Seguimos trabajando en la erradicación, si es posible, o si no, en medidas de contención para evitar la dispersión, ha afirmado, tras remarcar que el Mapama está “en permanente contacto” con las autonomías para que la coordinación funcione.

Medidas drásticas

La senadora Vicenta Jiménez incidía ayer en su intervención en que “hoy (por ayer) hemos conocido la triste noticia de que ha surgido un nuevo brote, el sexto de esta plaga tan dañina para los cultivos de las comarcas alicantinas de las Marinas y el Comtat, muy agresiva con el almendro”.

A su juicio, las medidas de lucha son “bastante drásticas y contundentes”, como la inmovilización y la destrucción de material sensible en un radio de 100 metros en torno a las plantas afectadas, tratamientos contra insectos o prohibición de plantar en la zona.

Medidas que “no dejan mucho margen a los agricultores y, según pone en evidencia este brote, están fallando”, aseguró durante su intervención en la Cámara Alta.

Mientras tanto, la senadora Margarita Quetglas dijo que un plan regional en Baleares podría haber contribuido a evitar la propagación y que si el Gobierno español hubiera apostado por reforzar la estrategia de cooperación con otros países afectados -como Francia, Alemania o Italia-, “quizás no estaríamos en la situación actual”, con “Xylella” en Baleares y “en el Levante”.

Sexto brote en Alicante

La Conselleria de Agricultura de la Comunidad Valenciana declaraba ayer un sexto brote de la plaga Xylella fastidiosa en 47 parcelas de almendros de dieciséis términos municipales de la provincia de Alicante, que afecta ya de forma íntegra en la región a veintidós zonas demarcadas.

Este sexto brote obliga a adoptar las medidas fitosanitarias de erradicación y control que establece la Unión Europea, que consisten en tratamientos insecticidas contra los vectores de Xylella y las plantas que puedan albergarlos en un radio mínimo de cien metros alrededor de cada parcela infectada, informó EFE Valencia.

 

Fuente: efeagro.com